¿Cómo maridar los vinos BAETICA?

Cuando abrimos una botella de vino romano BAETICA debemos estar preparados para sentir nuevos aromas y sabores. Debemos tener en cuenta que los gustos, modas y preferencias gastronómicas han ido evolucionando en los últimos 2.000 años. Por esta razón, no debemos tratar los vinos BAETICA de la misma forma que los vinos actuales. Son vinos especiales y por esta razón os ofrecemos unas recomendaciones básica para disfrutarlos como merecen.


Ideal como vino de entrada, para tomar solo o con aperitivos que no contengan ácidos lácticos (los tintes cítricos y la salinidad de este vino no empasta bien con quesos, mantequilla o yogur). Combina a la perfección con mariscos, cefalópodos, carnes de ave, ensaladas, pescados azules (atún, caballa, pez espada), así como con pescados blancos grasos.


Por las características del vino y de la cocina romana (la utilización casi constante de lo dulce, lo salado, lo agrio y lo picante en casi todos sus platos) hace que se pueda beber desde el aperitivo hasta el postre.

En este sentido, su uso en maridaje puede darse por complementación, y el maridaje por contraste, que es donde el sabor de platos, como en los salazones, resaltan al combinarse.

 

En este sentido, recomendamos su maridaje con Aves de caza y pescado azul y carnes rojas aderezados con salsas dulces, especiadas ó incluso algo picantes (chutneys), además de jamones y cecinas, ensaladas agridulces, salazones tradicionales (anchoas, maruca, mojama, bacalao en salazón). Es un complemento perfecto para quesos tiernos y cremosos, e incluso fuertes como el de cabra.


Este vino se solía servir en la Comisatio, en la parte final de los banquetes romanos, acompañado por frutos secos o dulces, aunque por su intenso aroma floral y su acentuado sabor a rosas, es interesante su uso con alimentos y platos de sabor salado y menos intenso, ya que su base de confitura maridan de manera excelente, ya sea por complementación o por contraste: Jamón serrano, quesos, , carnes de guisos aromáticos, cecina, foie con salsas dulces en reducción o elaboradas a partir de sanguis. Es excelente su sabor acompañado de Chocolates con leche, chocolate negro y frutos secos.


Aunque por su intenso aroma floral y su impactante sabor a violetas, es interesante su uso con alimentos y platos de sabor suave aunque especiado, ya que su base de confitura marida de manera excelente, ya sea por complementación o por contraste. Platos de carne a la parrilla y hamburguesas, jamones, cecinas, quesos de cabra, ensaladas con curados, aves, pescados y carnes rojas aderezados con salsas suaves, ligeramente picantes  y aromáticas. También maridan a la perfección con ensaladas de frutas, chocolates, pastas y galletas.


Debido a la intensidad y fuerza de la canela, su maridaje por es mucho más limitado, por su intenso aroma y sabor a canela, ya que fundamentalmente se bebía al final de los banquetes, en la Comisatio romana,  acompañados de frutos secos.

 Excelente en platos de carne con salsas de canela y/ó dulces.  Es un vino agradable para la sobremesa o la tarde junto con algunos dulces de repostería donde se emplea la canela y pastas de té.